Uso estratégico de Smart Popups en tu landing page

Un popup bien diseñado, con un mensaje cautivante y disparado en el momento justo, puede incrementar las conversiones de tu landing page. Te contamos cómo crear Smart Popups y sus ventajas.

Los popups funcionan. Eso es lo primero que deberías saber. Por eso, muchas marcas incluyen popups en su landing page como parte de su estrategia de optimización post-clic. Lo segundo que debes saber, es cuándo funcionan los popups. Es decir, cómo crear un popup efectivo y en qué contexto mostrarlo para mejorar la performance de una landing page. Porque las ventanas emergentes (tal es el término en castellano) son tácticas efectivas para reducir la tasa de abandono y aumentar las conversiones, pero deben diseñarse estratégicamente.

Por eso entre las funcionalidades de daHoox no hablamos solo de “popups”, sino de “Smart Popups”. Ventanas inteligentes que se adaptan a los objetivos de negocio de cada landing page y a la experiencia del usuario. A continuación, te contamos qué otras cosas deberías saber para implementar Smart Popups y lograr el mejor rendimiento de tu página.

Partiendo de cero: ¿qué es un popup y para qué se usa?

Si estás leyendo esto, seguramente ya sabes qué es un popup, pero nunca está de más partir de las definiciones para luego centrarnos en las buenas prácticas.

Un popup es una ventana nueva que aparece sobre la pantalla que el usuario está viendo. En el caso de las landing pages, su objetivo es generar más conversiones, reteniendo al visitante en el sitio e impulsándolo a realizar determinada acción.

¿En qué tipo de páginas se usan los popups y cuál es su contenido?

Los popups se pueden aplicar a los objetivos de todo tipo de landing pages, pero son especialmente indicados para aquellas páginas centradas en generar leads, que promocionan productos o servicios con ciclos de vida largos.

Fuera de las landing pages, pueden usarse para captar más suscriptores en blogs, procurando convertir ese visitante calificado (que está interesado en el contenido de la marca) en un lead.

Los popups también son muy eficientes en los sitios de E-commerce, como recordatorio para concretar la compra antes de que el visitante abandone el carrito.

En cuanto al contenido, el popup en general incluye un formulario de contacto, ya que se busca obtener los datos del visitante para hacerle el seguimiento al lead. Esta es una de las formas más efectivas para obtener un lead antes de que el visitante abandone la landing.

Pero también existen popups donde en vez de un formulario se ofrece una promoción especial o un material para descargar con un potente Call To Action, que luego lleve a un formulario de contacto.

Actualmente se puede optar por popups conversacionales como livechats o chatbots, aunque en general esta opción no es técnicamente un “popup” convencional en el sentido de que son ventanas siempre disponibles para el visitante.

Por qué los popups son herramientas controversiales

Muchos recordarán la época en que visitabas un sitio y los anuncios popups se salían de control, impedían seguir navegando y mostraban ofertas que no nos interesaban en lo más mínimo, para nada relacionadas al contenido del sitio. Este abuso de los popups despertó el rechazo de los usuarios, marketers y diseñadores, y ocasionó la aparición de los ad-blockers.

Cómo crear popups efectivos

Afortunadamente, las prácticas en el marketing digital han evolucionado hacia enfoques mucho menos invasivos y hoy los usuarios están habituados a los popups cuando se integran de forma natural a su experiencia de navegación.

Cuando el popup es malo (sea por tener un mal diseño, aparecer en un momento poco oportuno o tener un contenido irrelevante), tiene un impacto mucho más negativo en las conversiones que no usar popups. Si vas a implementar un popup, es fundamental acompañar al usuario en su experiencia, en lugar de fastidiarlo con ventanas innecesarias que interrumpen su navegación.

Cómo puede ayudarte un Smart Popup

Cuando se incluye un Smart Popup, las conversiones de tu landing page (y las ventas de tu empresa) pueden aumentar significativamente. Esto es porque los usuarios suelen tienen focos de atención limitada, y quizás no están haciendo clic en el Call To Action porque no le han prestado atención, se han olvidado o se han concentrado en la información que les interesa. En este caso, el popup es bienvenido porque les recuerda que pueden avanzar en la compra u obtener más información.

Además el popoup es una herramienta muy útil para adaptar tu landing page a las tendencias del marketing conversacional. Se debe aprovechar esta ventana emergente para conversar con el usuario, despejar sus posibles dudas, recordarle lo valioso de tu propuesta o aportarle más valor con ofertas exclusivas.

 

 

El momento lo es todo

El momento en que se despliega el popup es crucial para su éxito. Uno de los errores más comunes en el uso de popups es que se muestre demasiado pronto o demasiado tarde. Lo importante es configurarlo para que aparezca cuando el visitante ya ha comprendido el mensaje de tu landing pero aparentemente no se inclina a convertir, sea porque ha pasado mucho tiempo en la página sin realizar la acción que queremos o porque se está dirigiendo a la salida.

De acuerdo a los fines de cada landing, podemos configurar distintos disparadores (también llamados “triggers”) para activar el popup:

 

Según el tiempo: El popup se dispara cuando ha pasado cierto tiempo en la página sin actividad. El periodo exacto depende de los promedios de permanencia en la landing (si tiene mucha información para procesar, seguramente será más extenso). En general se calculan 60 segundos desde el ingreso, aunque hay marcas que han tenido mejores resultados con popups a los 15 segundos. La mejor manera de saberlo, es probando.

 

Según el scrolling: El popup aparece cuando el visitante ha hecho cierta cantidad de scrolling en la página (siempre después de la mitad de la página), o cuando vuelve a hacer scrolling hacia arriba. Esto nos asegura que está interesado en conocer más, y vuelve a poner el CTA ante sus ojos para encauzar el engagement.

 

Por intento de cierre: Es quizás el popup más común, que aparece cuando el usuario se dirige a cerrar la ventana o navegar hacia otra página. El mensaje se orienta a retener al visitante, y en general da cuenta de su intención de irse con un texto del estilo “Antes que te vayas…”. En este caso es esencial que el popup tenga una propuesta verdaderamente atractiva para el visitante. Se debe aprovechar bien esta última chance de convertirlo en lead.

 

Al inicio de la visita: Son menos frecuentes, ya que aparecen apenas el usuario ingresa en la landing. Se configuran cuando el usuario ingresó tras hacer clic en un enlace que le interesó, con una propuesta realmente atractiva vinculada a ese tema de interés.

Por frecuencia: Se puede configurar el popup para que aparezca en todas las visitas, solo en la primera, en todas menos la primera o cada cierta cantidad de visitas.

Lo fundamental es que el usuario vea solo un popup por visita, más allá del disparador que se active. Ver más de un popup en la misma navegación genera una sensación de spamming que es letal para la experiencia del usuario. Por el contrario, un popup con un buen mensaje y un diseño atractivo, que se dispare en el momento justo, da a la landing una nueva oportunidad para generar un lead que habría perdido. El smart popup es una herramienta muy productiva; pero es la estrategia detrás de su uso lo que determina su éxito.

¡Comprueba ahora mismo cómo funcionan los Smart Popups con nuestro Free Trial


Escrito por Victoria Pintos el 21 marzo, 2019

21-03-2019 Convertia logo-convertia
Landing Page BuilderGeneración de LeadsDiseñoEstrategia Marketing DigitalDahoox
Volver al Blog

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *