Optimización Post-Clic: convierte visitas en leads

La Optimización Post-Clic es atender todo lo que sucede entre el clic del anuncio y la conversión en la landing. ¿Cómo mejorar la experiencia en ese proceso para obtener más leads?

Tips para la Optimización Post-Clic

Los clics en anuncios no son conversiones. Sí, es fundamental generar clics para que el comienzo de nuestro embudo de ventas no se vea desolado, pero lo que realmente importa es que esos clics se conviertan en potenciales clientes (o la palabra que más nos gusta: en leads). Sin una buena estrategia de Optimización Post-Clic, puedes estar perdiendo muchos leads, incluso cuando tus anuncios atraigan un gran volumen de clics.

Suele suceder que los esfuerzos de marketing se centran en la etapa de Optimización Pre-Clic: se redacta un copy imbatible, se testean los colores psicológicamente, las imágenes tienen el contraste exacto para hacer brillar tu producto, se invierte en los medios correctos para llegar a tu público. Todo eso está perfecto, pero ¿qué sucede una vez que el clic se concreta? Podemos tener una tasa de clics del 100% y que eso no represente ni un céntimo de ingresos si no se pone la misma atención a la optimización post-clic (o en su término en inglés: “post-click optimization”).

 

Siete tips para una excelente optimización post-clic

La experiencia post-clic tiene dos instancias fundamentales donde debemos poner el foco optimizador:

 

– La landing page: La página de destino del usuario que hizo clic en el anuncio. El aterrizaje debe ser perfecto.

– La página de “gracias”: Cuando el usuario realiza la acción que deseamos (enviar una consulta, descargar un ebook, registrarse), se confirma la acción exitosa mediante una “Thank you page”.

 

¿Cómo optimizar la experiencia post-clic para lograr las conversiones? Siguiendo estos siete tips:


1. Coincidencia del mensaje


Por nada del mundo queremos que el aterrizaje del clic sea “forzoso”. El mensaje del anuncio debe coincidir perfectamente con el de la landing page, tanto en estética como en contenido. Los titulares, las imágenes, los colores, la oferta destacada… todo lo que el anuncio promete, ha de cumplirse en la landing. 

Concibiendo la landing como una extensión natural del anuncio, damos al usuario la certeza de que aterrizó en el lugar correcto y que va a encontrar lo que buscaba al cliquear el anuncio. Además, hay que cuidar la dimensión más técnica de la landing en cuanto a la metadata: la URL, las etiquetas, los títulos, todo debe ser coherente con el mensaje de la campaña.

Optimización Post-clic - DaHoox

2. Personalización y escalabilidad


Que no te asusten estas palabras de tantas sílabas. Supongamos este ejemplo: un anuncio promociona un par de zapatos en oferta que atraen al usuario a hacer clic. Al llegar a la landing page, hay un sinfín de zapatos, carteras y camisas donde es imposible encontrar el par que generó el clic. Es muy probable que a los pocos segundos el usuario se canse de buscar y abandone la landing (recordemos que estamos en la era de las respuestas instantáneas).

En los casos en que se corren varios anuncios promocionando distintas ofertas, productos o servicios, es crucial que cada anuncio tenga una landing page específica. Esto hace que la experiencia post-clic sea mucho más personalizada; y sabemos que la personalización es uno de los pilares de las estrategias de marketing de nuestra era.

Claro que brindar una experiencia personalizada es una tarea dantesca si no tenemos una tecnología que permita crear múltiples landing pages de forma rápida, escalando la producción. La variedad de plantillas de daHoox y la posibilidad de duplicar las landings cuantas veces se necesite, editando solo el contenido variable, permite una enorme escalabilidad en la creación. Así es posible crear tantas landings como audiencias hayas segmentado para tus campañas.

 

3. Todo en una página

 

El usuario quiere encontrar soluciones de manera rápida; no quiere seguir navegando por cinco “ríos” digitales distintos para hacer su compra. Lo más recomendable es que la landing no ofrezca otras posibilidades de navegación (salvo que sea relevante para el negocio).

En un sitio web institucional, los links permiten conocer más sobre la empresa y la navegación es deseable. Pero en una landing page, cada link es una vía de escape que puede aniquilar la tasa de conversión. Que el único clic posible sea el de la conversión. Por eso lo más recomendable es que la landing sea de una sola página, donde se resuma toda la información sin necesidad de seguir indagando.

Landing de una sola página - Optimización Post-clic

 

4. Claridad y concreción

 

Siguiendo esta línea, el diseño mismo de la landing es crucial en la optimización post-clic. Mensaje conciso, imágenes elocuentes y toda la atención orientada al botón de conversión. La estética neo-minimalista, una de las grandes tendencias de este año en el diseño web, elimina todos los elementos que puedan distraer y habilita más espacios en blanco para que el foco esté en el producto y en el Call To Action.

 

5. No te vayas

Nuestra landing es brillante y está totalmente alineada con la promesa del anuncio, pero el visitante está indeciso y la conversión no sucede. El pop-up es una herramienta muy efectiva para retener a ese visitante dubitativo y llevarlo a la conversión. Así que no temas incluir ventanas pop-up en una landing (de hecho con daHoox puedes crearlos de forma muy sencilla) pero, eso sí, tampoco hay que ser invasivo y crear pop-ups sin criterio alguno.

Se recomienda configurar los pop-ups para que solo aparezcan cuando el visitante está por cerrar la ventana, o cuando han pasado varios minutos de navegación. Y para que el pop-up sea efectivo, el mensaje debe aportar valor al visitante: recordarle lo atractivo de la oferta, darle facilidades para completar la conversión, o incluso implementar técnicas del marketing conversacional (puedes leer todo sobre esta estrategia aquí) para acompañarlo en su experiencia a la conversión.  

 

6. Gracias por venir

 

Cuando alguien nos visita, es de buena educación agradecer por tomarse el tiempo de venir a vernos. La página de “gracias” hace justamente eso en el entorno digital, validando la conversión y generando un mayor engagement con el usuario que incrementa las chances de que ese lead se transforme en cliente. Y sin embargo, muchas empresas no dan importancia a la página de agradecimiento.

Con daHoox puedes diseñar fácilmente una Thank You Page atractiva, totalmente alineada a la landing. Lo importante es dar más que un simple “gracias”: transmítele un mensaje de valor mediante un copy original, bríndale información sobre cómo continúa el proceso e incluso ofrécele algo extra en retribución a su visita (por ejemplo, materiales complementarios para descargar o un cupón de descuento para su próxima compra). Tratar bien al visitante incluso al despedirse es la mejor táctica para que regrese.

7. Sigue la conversación

 


No queremos que todo termine en esa despedida, ¿verdad? La optimización post-clic es un trecho esencial del camino a la venta, pero para que las conversiones se traduzcan en ventas hay que potenciar todas estas acciones post-clic con una buena estrategia de Lead Nurturing.

Las acciones a emprender para nutrir al lead dependerán de cada negocio. Lo fundamental es que la comunicación se mantenga fluida para que la experiencia del usuario sea constante. Por ejemplo, enviar un email de agradecimiento automático cuando completa un formulario o llamar lo antes posible al lead en caso de que nos haya dejado su teléfono. Las áreas de Marketing y Ventas de tu empresa deben estar bien conectadas para que todo el viaje del cliente tenga fluidez, desde que pone sus ojos en el anuncio hasta que finalmente se hace acreedor de tu producto.  

 


Escrito por Mariana Payssé el 25 febrero, 2019

25-02-2019 Convertia logo-convertia
Generación de Leads
Volver al Blog

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *