Falta de inspiración en marketing digital (y cómo combatirla)

Destacarse en el mundo digital no es fácil, y cuando parece que la creatividad se acaba menos. Los equipos de marketing digital se enfrentan constantemente a la presión de llegar con nuevas ideas en tiempos cortos y la falta de inspiración para generar algo original no ayuda mucho.

Creatividad en marketing digital

Destacarse en el mundo digital no es fácil, y cuando parece que la creatividad se acaba, menos. Los equipos de marketing digital se enfrentan constantemente a la presión de llegar con nuevas ideas en tiempos cortos. La falta de inspiración para generar algo original no ayuda mucho.

Hay que entender que la dinámica de creación para internet es totalmente distinta a la de medios tradicionales. Además de que la creación de campañas o piezas no deben ser dejadas a la casualidad y debe tener una estructura.

Cambio de paradigmas en el proceso creativo

El approach del proceso creativo digital tiene que estar centrado en el usuario. De acuerdo con el estudio “State of Creativity 2017” de Adobe, el 70% de los profesionales creativos consideran que personalizar contenidos y diseños de acuerdo con el customer journey es sumamente importante. Sin embargo, más de la mitad aún tiene problemas para lograr dicha personalización.

Otro cambio importante al que nos enfrentamos es que la producción de materiales y campañas ya no es responsabilidad exclusiva de los “creativos” como sucedía, por ejemplo, en televisión. Ahora todo un equipo brinda insights. Estos van desde la concepción del producto o servicio, el modelo de negocio, las estrategias de la campaña, datos demográficos y de competencia, presupuestos y más.  

Entender estos cambios de paradigmas es esencial para replantear las actuales estrategias creativas que estés llevando a cabo.

Tips para combatir la falta de inspiración en marketing digital

Desarrolla un brief

Haz un hábito llenar este documento cada vez que trabajes en una idea. Antes de iniciar cualquier cosa determina brevemente el contexto. Piensa qué quieres hacer, con qué objetivo, para qué público, de qué recursos dispones y para qué fecha se requiere. Esto te dará un panorama y un punto de partida. Para nosotros, marketing digital es sinónimo de brief. 

Si lo que necesitas es una plantilla para hacer tu brief, nosotros te compartimos una que te será muy útil.

Observa y detecta oportunidades.

Es un secreto a voces que las ideas no son 100% originales y que la creatividad se vale de mirar y de imitar hasta cierto punto a alguien más. Así que no te sientas culpable si te metes a espiar las campañas de marketing digital de la competencia, o si llevas un tablero de Pinterest con ideas geniales que encuentras en el camino. Esto te ayudará a detectar lo que funciona, lo que no y lo que podría hacerse mejor.

Lleva una libreta contigo en todo momento.

O bueno si el papel te parece algo del siglo pasado puedes optar por usar apps como Google Keep o Evernote. El objetivo es que aproveches esos “chispazos” de creatividad que surgen en los momentos y lugares más insólitos. Anota todo lo que se te ocurra o te parezca atractivo en ese instante, tal vez más tarde lo puedas utilizar.

Habla con tu equipo

Como explicábamos anteriormente, el proceso creativo ha dejado de ser de una sola persona y ha pasado a ser algo colectivo. Más que nunca es necesario reunirse y hablar del tema entre todos los involucrados. Escuchar los distintos enfoques y recibir opiniones que nutren la idea principal y la hacen grandiosa.

Cuenta la historia de algo que te guste

Es muy común llegar a un bloqueo mental cuando trabajamos con conceptos que no son muy familiares o son poco compatibles con nuestros intereses. Para superar este atasco puedes probar un poco de storytelling. Cuenta la historia (vendedora) de alguno de tus hobbies, de una serie que te guste o de un lugar que hayas visitado recientemente en 3 o 4 párrafos. Verás como fluyen las ideas de nuevo al hablar de un tema que te apasiona.

Date un respiro

No te obligues a pensar demasiado durante tiempos prolongados, está comprobado que una mente descansada es más productiva. Por ejemplo, puedes establecerte periodos de trabajo de media hora y descansos de 10 minutos. En esas pausas puedes salir a caminar, escuchar tu canción favorita o simplemente cerrar tus ojos y tratar de poner tu mente en blanco.


Escrito por Valeria Villegas el 8 mayo, 2018

16-08-2019 Convertia logo-convertia
Estrategia Marketing Digital
Volver al Blog

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *