Cómo hacer un A/B testing que te ayude de verdad

¿Cómo saber si la versión de tu landing es la mejor posible? Te explicamos paso a paso para realizar un A/B Testing realmente efectivo en tu landing page.

Un simple detalle en el diseño de tu landing page puede repercutir en tu tasa de conversión. ¿Cómo saber si la versión de tu landing es la mejor versión posible? Testeando. No hay otra forma de saberlo.

En esta nota hablamos de la importancia de realizar A/B Testing en landing pages (y, en términos generales, en cualquier activo digital que desees optimizar). Hoy les damos varios consejos para hacer pruebas que realmente brinden información valiosa y te ayuden a optimizar tu tasa de conversión (lo que en inglés se conoce como CRO, Conversion Rate Optimization). Es decir, a generar más leads con el tráfico que ya tienes.

Paso a paso para implementar un A/B Testing que te ilumine

Antes de ir a las recomendaciones, hagamos un breve repaso. ¿Qué es el A/B Testing aplicado a las páginas de aterrizaje?

También llamado “Test A/B”, “Prueba A/B” o “Split Test”, es una técnica por la cual se compara una variable de la página, evaluando dos versiones diferentes para monitorear sus resultados. La variante que performe mejor, será la elegida al final de la prueba para continuar con la campaña.

Qué variantes poner a prueba, qué indicadores analizar y cómo poner en marcha el Test son algunas de las cosas que veremos a continuación para que puedas llevar adelante A/B Testings que de verdad funcionen.

 

1) Partir de los datos de tu audiencia

 

Antes de iniciar el Testing, analiza los datos de comportamiento de tus visitantes. ¿Cuál es la tasa de conversión y de abandono? ¿Cuánto tiempo permanecen en tu página antes de convertir? ¿Y cuánto tiempo pasan antes de abandonarla en caso de no convertir? En caso de haber más de un enlace, ¿cuál es el que recibe más clicks? ¿Cuánto scrolling hacen antes de completar el formulario?

Estos datos, en primer lugar, te darán un panorama de si necesitas un A/B Testing (no vamos a “ajustar” algo que está funcionando de maravilla), y también de los elementos que deberías mejorar para optimizar tu tasa de conversión.

Complementa ese análisis cuantitativo con un estudio cualitativo que te ilustre las preferencias y necesidades de tus usuarios. No tengas miedo de hacer una encuesta dentro de tu landing para evaluar la experiencia de usuario. Un pequeño número de insights puede llegar a ser muy revelador acerca de los problemas en tu página, y te puede dar información que quizás no considerabas (por ejemplo, que el sitio carga muy lento o que no se entiende bien el mensaje principal).

 

Cómo hacer un Test A/B efectivo en tu landing

 

2) Abandonar los preconceptos

 

Analizar los datos y el comportamiento de tus visitantes te llevará a formular algunas hipótesis que luego corroborarás en tu A/B Testing. Pero no implementes el test solo pensando en confirmar tus conjeturas (y mucho menos, las conjeturas de otras personas a quienes les han funcionado ciertas variables).

Quizás escuchaste que cuanto más grande es el botón CTA, más conversiones genera. Pero puede ocurrir que a tu audiencia en particular le inspire más confianza un botón discreto y no invasivo. Realiza el testing con el foco puesto en que los datos te den la respuesta. Quizás lo que esté afectando tus conversiones no tiene que ver con tu diseño sino con la segmentación de tu campaña.

 

3) Definir la versión “A” y “B”

 

Por algo se denomina “A/B”: debes definir cuál será la versión “A” de tu landing, que funcionará como la landing “de control”, y la versión “B”, que será la “variante”. En general, la landing de control es el diseño ya existente y la “B” será un nuevo diseño con un cambio en uno de los elementos.

En algunos casos se puede crear un nueva landing de control. Pero esto lleva más tiempo y solo se recomienda en caso de que creas que va a convertir bien mientras el test esté en marcha.

Lo fundamental es testear un solo elemento por prueba, para saber exactamente cuál cambio es el que puede impactar en las conversiones. Si en tu variante “B” cambias dos o más elementos, no podrás saber cuál fue el que realmente incidió en el resultado.

Lo que sí puedes hacer es correr múltiples tests variando un elemento en cada uno, y luego optimizar un diseño final a partir de la performance de cada variante.

4) Elegir el elemento a testear

 

¿Qué elemento testear? Como decíamos, eso dependerá de tu análisis inicial y del verdadero impacto que pueden llegar a tener esos elementos. Siempre comienza por testear el elemento que consideras está afectando más tu tasa de conversión.

Cómo hacer A/B Testing

Los elementos más testeados son:

-El botón CTA:

Puedes cambiar el texto del CTA, el tamaño, la forma o el color. También puedes probar distintas posiciones del botón (y por ende, en landings para captar leads, distintas posiciones del formulario).

-El titular:

Un buen texto en el header de tu landing puede ser vital para tu tasa de conversión. Recuerda que los usuarios no “leen” la landing sino que hacen un paneo para extraer la información esencial. Por eso, debes elegir frases atractivas y a la vez muy precisas acerca de los beneficios de tu producto o servicio. Si crees que tu titular es demasiado ambiguo o aburrido, prueba una opción distinta para ver si mejoras los resultados.

-La oferta en sí misma:

¿Ofrecer un 10% de descuento o un mes de suscripción gratuita? ¿Qué valor estás dando a tu visitante para que se decida por tu oferta? Quizás tu diseño es genial, pero está fallando el atractivo de tu promoción. Prueba alternativas para evaluar cuál funciona mejor con tu audiencia, siempre que no afecten el proceso de la compra o tu rentabilidad (si es por probar, todos querrán un 100% de descuento 😊 ).

-La estructura:

El tipo de template empleado puede incidir en tus conversiones. Prueba distribuir los elementos de manera diferente: solo formulario, formulario + imagen, landing de una o dos columnas, un solo fold o varios. Los cambios estructurales son un poco más complejos en caso de no contar con un diseñador de landing pages que simplifique el proceso mediante plantillas.

-Las imágenes:

El poder emocional de las imágenes tiene una incidencia insospechada en la decisión de hacer click. Prueba cambiar la imagen de tu producto por la de una persona disfrutando los resultados de tu producto. Quizás te sorprendan los resultados.

 

5) Dejar correr tu A/B Testing al menos un mes

Para tomar decisiones en base a resultados, debes tener una muestra de datos confiable, es decir, analizar el comportamiento de muchos visitantes. En landings con miles de visitas diarias, quizás en una semana ya puedas tener un panorama contundente de cuál variante performó mejor. Pero en la mayoría de los casos, para tener total certeza, debes dejar correr la prueba al menos un mes. Eso asegurará que el comportamiento de los usuarios se mantiene más allá de factores contextuales.

 

Y muy importante: no cortes el test porque pienses que estás teniendo un resultado claro en pocos días (o porque creas, volviendo al punto 2, que estás comprobando tu hipótesis). Como en la ciencia, la optimización digital requiere paciencia.

 

Cómo hacer A/B Testing

6) ¿Cómo saber cuál versión “ganó”?

 

La versión de landing que al final de la prueba haya tenido más conversiones es la “ganadora”. El problema sucede cuando ambas versiones tienen una diferencia muy pequeña en tasa de conversión, y la prueba puede llegar a quedar inconclusa.

En esos casos, hay que tener en cuenta que siempre hay un margen de error y que puede entrar en juego el factor aleatorio, por lo que una u otra versión pueden ser eficientes. ¿Cuál elegir? Puedes evaluar otros indicadores como la tasa de abandono o el tiempo de permanencia.

 

7) Eligir una buena herramienta para implementar tu A/B testing

 

Existen muchas herramientas de A/B Testing para landings. Lo que siempre se recomienda en cualquier estrategia de marketing es integrar la mayor cantidad de procesos en la misma tecnología, para centralizar los datos y optimizar los recursos. Por eso te recomendamos una plataforma como daHoox, que te permite generar A/B Testings en el mismo entorno en el que diseñas tus landing pages, y aplicar los cambios de inmediato una vez que finaliza la prueba.

 

 

 

¿Te gustaría aprovechar nuestra herramienta Test A/B? Prueba daHoox de forma gratuita y pon estos consejos en acción. INICIAR FREE TRIAL.


Escrito por Mariana Payssé el 9 agosto, 2019

09-08-2019 Convertia logo-convertia
Landing Page Builder
Volver al Blog

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *